Fidelio de Beethoven.

FIDELIO

En la historia de la música no hay ningún compositor que haya influido de forma tan categórica en el desarrollo posterior como Ludwig van Beethoven, quien nació el 17 de diciembre de 1770 procedente de una familia de músicos. Tuvo una infancia infeliz y difícil por la ambición de su alcohólico padre que quería convertirlo en un hijo prodigio como Mozart y por la muerte de su madre cuando ella era apenas una adolescente. Tuvo un maestro que fue su gran apoyo moral: Christian Gottlob, y gracias a él conoció la obra de Johann Sebastian Bach El clave bien temperado que muy pronto logró interpretar de memoria. Beethoven inició su carrera musical como un virtuoso del piano despertando la admiración de quienes escuchaban sus interpretaciones con improvisaciones con las que nadie podía competir.

A finales del año 1790 comenzó a padecer los primeros trastornos auditivos, los cuales, con el tiempo, terminaron provocándole sordera completa. Inicialmente Beethoven se sumió en una profunda crisis que le llevó incluso a pensar en el suicidio, pero por fortuna para la humanidad desistió de este impulso y continuó con su carrera mostrando su genialidad, sobre todo en sus composiciones para piano y de cámara. Su consagración definitiva tuvo lugar hacia 1800 con la Sinfonía 1 y sus cuartetos para cuerda, opus 18. A partir de la Sinfonía Heroica, que significó una revalorización musical del estilo sinfónico vigente, se le consideró el genio más original de la escena musical europea.

Su obra es muy vasta: música vocal, obras orquestales, sinfonías, oberturas, conciertos,música de cámaray danzas, y sin embargo sólo compuso una ópera llamada inicialmente Leonora y posteriormente Fidelio. Esta obra es una ópera en dos actos con libreto en alemán de Joseph von Soonleithner basado en el drama Leonore ou l’amour conyugal de Juan Nicolás Boully. Se ubica en una cárcel cerca de Sevilla por el siglo XVII.

Todos tienen que escucharla por la belleza de su música y por el tema que aún hoy en pleno siglo XXI sigue vigente: la injusticia y prepotencia de un corrupto funcionario y la valentía y amor de una mujer que se hace pasar por hombre para entrar a la cárcel donde está prisionero su marido hace varios años para salvarlo.Se las recomiendo ámpliamente.

Margarita López Cano.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s