El conde Ory, un pillo disfrazado de monja.

EL CONDE ORY

La leyenda del conde Ory, un don Juan que venció en la época de las cruzadas, renació en 1780 en una época en la que Europa gustaba de historias medievales. Retomada y adaptada por Pierre-Antoine de la Place, esta historia cuenta cómo el conde Ory y sus hombres sitian un convento y después de nueve meses todas las monjas dan a luz “pequeños caballeros”.

En 1816 Eugenio Scribe presentó una obra con este tema en el Teatro de Vaudeville. Gioacchino Rossini se inspiró en esta obra y compuso El conde Ory, una ópera comparada en calidad y proporciones a su Barbero de Sevilla, ricamente orquestada y ambientada respondiendo así satisfactoriamente a las exigencias de los amantes de la ópera de la época.

El conde Ory es una ópera en 2 actos con libreto de Eugenio Scribe y Charles Gaspard Delestre Poirson. Su estreno se llevó a cabo en 1825 en La Ópera de París con gran éxito. La acción se sitúa en el castillo de Formoutiers en la campiña francesa por el año 1200. El conde de Formoutiers parte a las cruzadas a tierra santa con sus hombres y deja a su hermana, la casta y caritativa condesa Adèle, con su compañera Ragonde y sus damas de honor sin un hombre que las proteja. Entonces el conde Ory, un noble joven no va hacia Palestina y decide quedarse y seducir a Adèle aprovechando la ocasión. Se hace pasar por ermitaño y se asienta en las afueras del castillo dando consejos y alivio a los corazones que sufren a cambio de frutas y vinos.

Un día en page Isolier, apasionado por Adèle, le cuenta al supuesto ermitaño su amor por la condesa y su intención de hacerse pasar por peregrino para entrar al castillo y seducirla. Al conde Ory le encanta la idea para llevarla él a cabo y efectivamente llega con sus hombres disfrazados de monjas al castillo y la condesa ordena que les den hospedaje sin sospechar nada. El conde Ory vestido como madre superiora quiere darle las gracias personalmente a la condesa en sus habitaciones pero Isolier, sabiendo las intenciones de Ory se hace pasar por la condesa y a quien declara su amor el pillo es a Isolier en el momento en que se escuchan las trompetas anunciando la llegada de los cruzados y Ory huye.

No se pierdan esta sensacional ópera el sábado 9 a las 12:00 en el Complejo Cultural Universitario si están en Puebla, o en el Auditorio Nacional si están en el DF. Quien interpretará al conde Ory será el tenor peruano Juan Diego Florez.

Ahí nos vemos.

Margarita López Cano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El conde Ory, un pillo disfrazado de monja.

  1. Pingback: El Met en el Teatro Diana inicia con Elixir de Amor | Libremos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s