El anillo de los Nibelungos, cuatro obras en una!!!!!

EL ANILLO DE LOS NIBELUNGOS

El compositor alemán Richard Wagner nació en Leipzig en 1813. Su padre falleció cuando tenía 7 meses de edad y su madre viuda contrajo segundas nupcias con el pintor Geyer, quien hizo ingresar a su hijastro en un colegio donde además de la educación primaria tuvo estudios de música.

De su padrastro heredó su inclinación por el teatro. A los 5 años escuchó por primera vez una ópera y a los 10 fue testigo de la admiración que provocó el estreno de la obra El cazador furtivo de Karl María von Weber en 1822 en Dresde bajo la dirección del mismo compositor.

Su padrastro murió cuando Richard tenía 7 años y se trasladó a Dresde para completar sus estudios. Ahí, en esa etapa de su vida, escuchó por primera vez una sinfonía de Beethoven en un concierto y experimentó tanta emoción que cuentan que se enfermó y tuvo que guardar cama por varios días con calentura, pero esto reveló su futura vocación por la música.

Sus primeras obras no tuvieron mucho éxito y anduvo errante por tres o cuatro años; después su vida se normalizó cuando fue nombrado director de la orquesta de Riga, renaciendo sus esperanzas nuevamente.

En un viaje, el buque en el que navegaba, sorprendido por una furiosa tormenta, naufragó y los sobrevivientes se refugiaron en las costas de Noruega. Esta aventura, aunada a las leyendas que escuchó de los marineros, lo inspiraron para  componer su ópera El buque fantasma aunque con esta obra tampoco le sonrió la fortuna. Ayudado por Meyerbeer (1791-1864) Wagner pudo mejorar su situación.

La falta de recursos lo obligó a vender el libreto de El buque fantasma y se trasladó a Dresde para estrenar Rienzi, ópera cuyo estreno fue un grandioso triunfo, y desde ese momento se le proclamó como un revolucionario de la música.

Wagner llevó al escenario el espíritu popular y la mitología alemana. Ya desde 1840 Wagner se había ocupado de la literatura medieval. El catálogo de su biblioteca muestra la profundidad y extensión de los estudios mitológicos (referentes a los nibelungos), literarios y filológicos que llevó a cabo para hacer los libretos de sus óperas. De estas diversas fuentes creó su propia mitología de la humanidad.

El anillo de los nibelungos está formada por un prólogo y tres jornadas, obra que le llevó a Wagner 26 años, inspirada en leyendas de origen nórdico (germánico, escandinavo e islándico). Los nibelungos eran los hijos de la niebla que poseían el tesoro y el anillo que conquistó Sigfrido. Wagner.

El prólogo se llama El oro del Rhin en el que se lleva a cabo el robo del oro por el nibelungo Alberico a sus guardianas, las tres ninfas hijas del Rhin y con el cual Alberico se forja un anillo que le confiere todos los poderes menos el amor.

La primera jornada se llama Las walkirias. Aquí entra en escena la pareja Sigismundo-Siglinda de la cual nace el héroe capaz de recuperar el anillo retenido por el dragón Fafner. La walkiria Brunilda, que ha desobedecido a su padre, es condenada a permanecer cautiva sobre una roca envuelta en llamas.

La segunda jornada es Sigfrido, hijo de Sigismundo y Siglinda, quien ha sido criado por el enano Mime, hermano de Alberico. Sigfrido mata al dragón, recupera el anillo y libera a la walkiria cautiva en la roca.

La tercera y última jornada se llama El ocaso de los dioses. Sigfrido es inocente víctima de las maquinaciones de Hagen, hijo de Alberico, y sucumbe bajo sus golpes. El anillo maldito regresa al Rhin señalando el desplome del poder de los dioses.

Cada una de las partes de la tetralogía constituyen por sí mismas obras completas y pueden presentarse por separado. El oro del Rhin se estrenó en 1869 en el Teatro de la Corte en Munich. Las walkirias se estrenó en 1870 en el mismo teatro. Sigfrido y El ocaso de los dioses tuvieron su estreno en 1876 en el festival de Bayeuth.

Según los planes originales de Wagner, Sigfrido era el personaje principal de la tetralogía, el valiente héroe que tenía la alta misión de destruir la sociedad viciada por el oro y la violencia que éste genera, y anunciar la creación de una nueva sociedad basada exclusivamente en el amor, pero durante la composición Wagner se dio cuenta que era una idea utópica. Entonces murió para él el héroe del futuro, Sigfrido, y ganó protagonismo el único responsable del desastre, Wotan, la divinidad más alta y el padre de los dioses. La figura de Wotan representa la inminente caída del viejo orden reinante en el mundo y debido a sus pecados de soberbia e impiedad no se pudo evitar la destrucción del mundo.

El domingo 23 de junio podremos escuchar esta grandiosa ópera con la soprano Brigit Nilsson y el tenor Wolfgang Windgassen acompañados por la orquesta filarmónica de Viena en “Los secretos del canto” de Radio Buap: 96 .9 FM www.radio.buap.mx

margaralopezcano@hotmail.com

Para conocer un poco más de este extraordinario compositor alemán, vean este documental sobre Wagner (1999) http://youtu.be/okDcbSJtTS8

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s